fbpx

Pasos para conseguir una sonrisa de película

Para prevenir enfermedades y lucir una sonrisa bonita es necesario tener una adecuada rutina de higiene bucal. En la boca conviven cerca de 1000 bacterias diferentes. Algunas son beneficiosas para nuestro organismo, ya que fortalecen nuestro sistema inmunológico. Sin embargo, hay otras que pueden provocar patologías como la gingivitis o la halitosis, e incluso perjudicar a nuestra salud general al pasar a la sangre.

En el día a día, se acumulan en nuestra cavidad oral restos de comida y bebidas que, si no se retiran de manera adecuada, pueden provocar caries y otras enfermedades bucodentales.

No obstante, es muy sencillo mantener una correcta higiene que nos permita lucir una sonrisa sana y bonita. El objetivo de esta rutina de limpieza es controlar el biofilm o placa bacteriana que cubre nuestros dientes y encías. Incorporando estos tres pasos a tus hábitos lo conseguirás sin esfuerzo:

  • El cepillado diario: después de cada comida, o al menos tres veces al día, cepilla tus dientes durante tres minutos. Tan importante es hacerlo durante el tiempo recomendado como llegar a cada rincón de la boca, sin olvidarte de la lengua. Existen diferentes tipos de cepillos dentales, así como pastas dentífricas, que se adaptan a tus necesidades concretas.
  • La seda o cepillos interdentales una vez al día: el cepillo habitual no llega, en la mayoría de los casos, a las zonas más estrechas entre los dientes. Los espacios interproximales suponen el 40% de la superficie de nuestros dientes, y para limpiarlos es necesario utilizar cepillos específicos o seda dental, preferiblemente en último cepillado del día.
  • El colutorio indicado, el mejor aliado: según tus condiciones de salud bucodental, tu dentista te recomendará el que mejor se adapte a ti. Los hay que ayudan a prevenir la gingivitis, o que contienen flúor para fortalecer el esmalte. Su uso aconsejado es de una vez al día, y recuerda evitar beber líquidos hasta pasados 30 minutos para no menguar su efecto.

Estos tres sencillos pasos contribuyen a lograr una mejor salud bucodental pero, según el caso, se pueden indicar medidas complementarias como el uso de irrigadores bucales eléctricos o geles específicos para las encías. Es el odontólogo quien debe aconsejar sobre el uso de ciertos productos como colutorios o dentífricos específicos, por lo que no conviene hacer caso a modas o publicidades.

La clave de esta rutina de higiene bucal es la constancia. De nada sirve seguir estos tres pasos de forma esporádica y no convertirlos en hábitos, ya que podríamos poner en peligro la salud de nuestros dientes y encías.

Si tienes cualquier duda o necesitas consejo sobre cómo mantener tu salud bucodental, no dudes en visitarnos. En Cooldent Clínica Álvaro Colomer te informaremos de todo en tu primera visita sin compromiso.

 

 

¿Por qué es fundamental la higiene interdental?

Según estudios recientes, el cepillado dental consigue eliminar hasta un 60% de la placa bacteriana de la cara interior y exterior de los dientes, así como la masticatoria. Entonces, ¿qué ocurre con el 40% restante?

En nuestra clínica dental en Algeciras recomendamos a todos nuestros pacientes mantener limpios también los espacios interdentales. De lo contrario, la dentición y las encías podrían verse afectadas.

El enrojecimiento y el sangrado de encías son síntomas de la enfermedad de las encías. Normalmente, estos signos aparecen tras la acumulación de placa bacteriana que no ha sido eliminada mediante el cepillado diario de la dentición.

El uso de accesorios de limpieza interdental, al menos una vez al día, logra reducir significativamente la cantidad de placa y mejorar el estado de las encías.

¿Qué utensilios pueden ayudarme con la higiene interdental?

La seda dental puede contener flúor, generalmente se utiliza cuando el espacio que hay entre los dientes es demasiado estrecho o está cerrado.

Por otra parte, nuestros odontólogos en Algeciras recomiendan emplear los cepillos interdentales cuando hay espacios abiertos entre las piezas dentales, debido a la aparición de periodontitis.

Con el objetivo de arrastrar la placa bacteriana alojada entre la dentición, el cepillo interproximal debe pasar por el espacio rozando las paredes dentarias. Si lo hiciese muy justo, podría dañar las encías. Si por el contrario fuera muy holgado, no cumpliría su función correctamente.

Además, hay diferentes tipos de cepillos interdentales que se adaptan perfectamente a cada paciente: rectos, angulados, con distinto grosor o diseño. ¡Puedes elegir el que te resulte más cómodo!

Ya sabes, para que tu rutina de higiene bucodental sea más completa, no olvides incluir siempre la limpieza interdental. ¡Contacta aquí con Clínica Cooldent para más ayuda!

Search

+