fbpx
cepillo de dientes manual y eléctrico

Cepillo de dientes manual vs. eléctrico: ¿cuál es mejor?

La elección entre un cepillo de dientes manual o uno eléctrico es una decisión que muchas personas deben tomar a la hora de buscar una rutina de higiene bucodental efectiva. Ambas opciones tienen sus ventajas, por lo que optar por una u otra dependerá de las preferencias y necesidades personales. Desde nuestra clínica dental en Algeciras te vamos a contar cuáles son sus diferencias para que puedas decantarte por tu opción favorita.

Cepillo de dientes manual

Los cepillos de dientes manuales ofrecen un control total por parte del usuario sobre la presión, el movimiento y el tiempo de cepillado. Esto puede considerarse una ventaja en algunos casos, si bien requiere de una mayor destreza personal para garantizar una limpieza profunda y efectiva. Además, en términos económicos, los cepillos manuales son más asequibles y fáciles de encontrar en cualquier establecimiento. También son muy fáciles de transportar y no requieren de cargas ni baterías, por lo que se constituyen como la mejor opción para viajar.

Cepillo de dientes eléctrico

Los cepillos eléctricos están equipados con tecnología que permite controlar la presión o el tiempo de cepillado, por lo que pueden resultar más sencillos de utilizar. Además, los movimientos automáticos del cabezal permiten acceder con mayor facilidad a determinadas zonas interdentales, logrando así una limpieza profunda y efectiva. Esta opción es idónea para personas con dificultades motoras, ya que pueden lograr una higiene eficaz con grandes facilidades.

Como ves, cada opción tiene sus ventajas e inconvenientes, y la elección final entre un cepillo manual y un eléctrico depende de las preferencias y necesidades de cada persona.

Desde nuestra clínica dental en Algeciras solemos recomendar los cepillos de dientes eléctricos, ya que ofrecen muchas facilidades para lograr una limpieza más profunda. No obstante, si tienes alguna duda o necesitas asesoramiento, puedes ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos a escoger el más adecuado para ti.

Combatir el mal aliento

Cómo combatir el mal aliento

Sufrir mal aliento es un problema muy común entre la población y puede resultar desagradable tanto para ti como para las personas de tu alrededor. Las causas de la halitosis son diversas, desde tener una higiene oral deficiente hasta padecer enfermedades bucodentales como la gingivitis o la periodontitis. Por ello, si sufres este problema, en Cooldent te recomendamos acudir al dentista lo antes posible para detectar el origen del problema y evitar cualquier complicación.

En este artículo te contamos las claves para combatir el mal aliento. ¡Sigue leyendo!

  • Mantener una buena higiene bucodental. Lavarse los dientes correctamente es clave para tener un buen aliento. Debemos cepillarnos la boca durante dos minutos tras cada comida sin olvidar la lengua y las encías. También es conveniente complementarlo con el uso de hilo dental y colutorio, al menos una vez al día.
  • Renovar el cepillo de dientes con regularidad. Es recomendable cambiar de cepillo cada 3 meses. De este modo, evitarás la acumulación de bacterias que pueden causar mal olor.
  • Mantenerse hidratado. Beber agua es muy importante para la salud y para estimular la salivación. La saliva reduce las probabilidades de acumular placa en la boca y, por tanto, de tener un mal aliento.
  • Seguir una dieta suave. Existen algunos alimentos como la cebolla o el ajo que producen mal aliento, por lo que evitar comerlos ayudará a controlar y disminuir la halitosis. También es recomendable evitar productos ácidos y azucarados, ya que estimulan la producción de bacterias que producen el mal olor.
  • No fumar. El tabaco puede causar mal aliento y otras enfermedades bucales y generales.

 

Si sufres de mal aliento, te recomendamos acudir al dentista para realizar un análisis completo de tu salud bucodental. En Clínica Cooldent trabajamos con un amplio equipo de profesionales listos para. ¡Ven a visitarnos!

higiene interdental en Algeciras

Higiene interdental y sonrisa

En nuestra clínica dental en Algeciras recomendamos a todos nuestros pacientes mantener limpios también los espacios interdentales. De lo contrario, la dentición y las encías podrían verse afectadas.

El enrojecimiento y el sangrado de encías son síntomas de la enfermedad de las encías. Normalmente, estos signos aparecen tras la acumulación de placa bacteriana que no ha sido eliminada mediante el cepillado diario de la dentición.

El uso de accesorios de limpieza interdental, al menos una vez al día, logra reducir significativamente la cantidad de placa y mejorar el estado de las encías.

¿Qué utensilios pueden ayudarme con la higiene interdental?

La seda dental puede contener flúor, generalmente se utiliza cuando el espacio que hay entre los dientes es demasiado estrecho o está cerrado.

Por otra parte, nuestros odontólogos en Algeciras recomiendan emplear los cepillos interdentales cuando hay espacios abiertos entre las piezas dentales, debido a la aparición de periodontitis.

Con el objetivo de arrastrar la placa bacteriana alojada entre la dentición, el cepillo interproximal debe pasar por el espacio rozando las paredes dentarias. Si lo hiciese muy justo, podría dañar las encías. Si por el contrario fuera muy holgado, no cumpliría su función correctamente.

Además, hay diferentes tipos de cepillos interdentales que se adaptan perfectamente a cada paciente: rectos, angulados, con distinto grosor o diseño. ¡Puedes elegir el que te resulte más cómodo!

Ya sabes, para que tu rutina de higiene bucodental sea más completa, no olvides incluir siempre la limpieza interdental. ¡Contacta aquí con Clínica Cooldent para más ayuda!

Higiene bucodental en Algeciras

Especial Higiene Bucodental: Trucos y consejos para una boca limpia y sana

¿Dirías que tu higiene bucal es la adecuada? Tal vez te laves los dientes con frecuencia, pero eso no significa que lo hagas correctamente. En este especial sobre higiene bucodental aprenderás los mejores trucos y consejos para conseguir una boca limpia y sana.

  1. ¿Cómo elegir tu cepillo?

Antes de internarte en la técnica del cepillado, debes contar con las mejores herramientas. Limpiar tu boca requiere un cepillo de buena calidad, que cumpla con varios requisitos más allá de su marca. Cuando vayas a escoger tu nuevo cepillo, presta atención a las siguientes características:

  • Cepillo de dureza suave/media. A ser posible con un cabezal pequeño y redondeado, que llegue fácilmente a todos los rincones de la boca.
  • Con dimensiones en proporción al tamaño de la mano. No debe ser demasiado pequeño ni demasiado grande. Porque en ambos casos resultará más difícil de manejar y maniobrar con él dentro de la boca.
  • Sobre la marca, el color y otros detalles, la preferencia y los gustos harán el resto. Y también puedes tener en cuenta el precio. Porque no es necesaria una gran inversión para conseguir un cepillo de calidad.

Recuerda además que debes cambiar tu cepillo cada dos o tres meses como máximo. Un cepillo con más tiempo pierde efectividad. Lo que se traduce en una peor limpieza de tus dientes.

  1. Complementos de limpieza

Además de acudir a por tu nuevo cepillo, debes proveerte de algunos complementos que te ayudarán a maximizar los efectos de la limpieza.

¿Qué sería de tu cepillo de dientes sin un buen dentífrico? Escoge una pasta de dientes que en su composición tenga flúor. Y rechaza aquellos que prometen efectos blanqueantes, puesto que es algo que no está científicamente demostrado.

Por otro lado, no olvides otras herramientas como el hilo dental, los cepillos interdentales, y un enjuague bucal que te deje un aliento fresco después del cepillado.

  1. Rutina de higiene paso a paso

Paso uno: cepillado. Paso dos: hilo dental. Paso tres: colutorio. Parece fácil, ¿verdad? Lo cierto es que es realmente sencillo adquirir una buena rutina de higiene si trabajas en ello, pero indaguemos un poco en cada uno de esos pasos.

  • Técnica de cepillado. Después de cada comida, no puede faltar el cepillado de los dientes. Para lograr los mejores resultados, procura siempre cepillarte de la manera correcta. Con el cepillo sobre los dientes en un ángulo de 45 grados, el movimiento debe realizarse de arriba abajo. Incidiendo el tiempo necesario sobre cada zona de la boca. El cepillado debe durar unos dos minutos.
  • Después del cepillado, llega el turno de pasar el hilo dental entre los espacios de los dientes. Debes hacerlo con firmeza pero con cuidado para no dañar las encías. Este complemento ayuda a retirar cualquier resto de los pequeños huecos interdentales, donde el cepillo normal no llega.
  • Por último, llegará el turno del enjuague bucal para dejar un aliento fresco y para potenciar los efectos del cepillado en todos los rincones de la boca. Con treinta segundos será más que suficiente para disfrutar de una boca limpia y sana.

 

  1. Problemas asociados a una mala higiene oral

Puede que pienses que no pasa nada por descuidar ligeramente la higiene de tu boca. Pero la falta de limpieza provoca una acumulación de placa bacteriana que puede ser muy peligrosa para tus dientes y perjudicial para tu salud.

Enfermedades peligrosas como la gingivitis o la periodontitis son problemas que se asocian a una mala higiene oral, y que pueden concluir con la pérdida de piezas dentales si no se pone remedio rápidamente. Piénsatelo dos veces antes de menospreciar los cuidados de tu boca y de tus dientes, porque tu sonrisa depende principalmente de ti.

 

 

Search

+