Higiene bucodental en Algeciras

Especial Higiene Bucodental: Trucos y consejos para una boca limpia y sana

¿Dirías que tu higiene bucal es la adecuada? Tal vez te laves los dientes con frecuencia, pero eso no significa que lo hagas correctamente. En este especial sobre higiene bucodental aprenderás los mejores trucos y consejos para conseguir una boca limpia y sana.

  1. ¿Cómo elegir tu cepillo?

Antes de internarte en la técnica del cepillado, debes contar con las mejores herramientas. Limpiar tu boca requiere un cepillo de buena calidad, que cumpla con varios requisitos más allá de su marca. Cuando vayas a escoger tu nuevo cepillo, presta atención a las siguientes características:

  • Cepillo de dureza suave/media. A ser posible con un cabezal pequeño y redondeado, que llegue fácilmente a todos los rincones de la boca.
  • Con dimensiones en proporción al tamaño de la mano. No debe ser demasiado pequeño ni demasiado grande. Porque en ambos casos resultará más difícil de manejar y maniobrar con él dentro de la boca.
  • Sobre la marca, el color y otros detalles, la preferencia y los gustos harán el resto. Y también puedes tener en cuenta el precio. Porque no es necesaria una gran inversión para conseguir un cepillo de calidad.

Recuerda además que debes cambiar tu cepillo cada dos o tres meses como máximo. Un cepillo con más tiempo pierde efectividad. Lo que se traduce en una peor limpieza de tus dientes.

  1. Complementos de limpieza

Además de acudir a por tu nuevo cepillo, debes proveerte de algunos complementos que te ayudarán a maximizar los efectos de la limpieza.

¿Qué sería de tu cepillo de dientes sin un buen dentífrico? Escoge una pasta de dientes que en su composición tenga flúor. Y rechaza aquellos que prometen efectos blanqueantes, puesto que es algo que no está científicamente demostrado.

Por otro lado, no olvides otras herramientas como el hilo dental, los cepillos interdentales, y un enjuague bucal que te deje un aliento fresco después del cepillado.

  1. Rutina de higiene paso a paso

Paso uno: cepillado. Paso dos: hilo dental. Paso tres: colutorio. Parece fácil, ¿verdad? Lo cierto es que es realmente sencillo adquirir una buena rutina de higiene si trabajas en ello, pero indaguemos un poco en cada uno de esos pasos.

  • Técnica de cepillado. Después de cada comida, no puede faltar el cepillado de los dientes. Para lograr los mejores resultados, procura siempre cepillarte de la manera correcta. Con el cepillo sobre los dientes en un ángulo de 45 grados, el movimiento debe realizarse de arriba abajo. Incidiendo el tiempo necesario sobre cada zona de la boca. El cepillado debe durar unos dos minutos.
  • Después del cepillado, llega el turno de pasar el hilo dental entre los espacios de los dientes. Debes hacerlo con firmeza pero con cuidado para no dañar las encías. Este complemento ayuda a retirar cualquier resto de los pequeños huecos interdentales, donde el cepillo normal no llega.
  • Por último, llegará el turno del enjuague bucal para dejar un aliento fresco y para potenciar los efectos del cepillado en todos los rincones de la boca. Con treinta segundos será más que suficiente para disfrutar de una boca limpia y sana.

 

  1. Problemas asociados a una mala higiene oral

Puede que pienses que no pasa nada por descuidar ligeramente la higiene de tu boca. Pero la falta de limpieza provoca una acumulación de placa bacteriana que puede ser muy peligrosa para tus dientes y perjudicial para tu salud.

Enfermedades peligrosas como la gingivitis o la periodontitis son problemas que se asocian a una mala higiene oral, y que pueden concluir con la pérdida de piezas dentales si no se pone remedio rápidamente. Piénsatelo dos veces antes de menospreciar los cuidados de tu boca y de tus dientes, porque tu sonrisa depende principalmente de ti.

 

 

Search

+

¡PIDE TU CITA ONLINE!
 LA 1ª VISITA ES GRATIS 

*Te confirmaremos la cita enseguida.
SOLICITAR CITA GRATUITA
O llámanos al teléfono 956 63 74 75