Desmontando los mitos del blanqueamiento dental no profesional

Hoy en día, la estética dental resulta fundamental para muchas personas. Conseguir una dentición totalmente sana y blanca se ha convertido en una necesidad. En este sentido, el estado y color de nuestros dientes juegan un papel destacado en nuestra autoestima y manera de afrontar nuestras relaciones personales.

Esta constante intención de lucir unos dientes de un color perfecto provoca que, en algunas ocasiones, las personas usen remedios caseros que pueden llegar a dañar sus dientes, ya que se buscan las soluciones más fáciles que, generalmente, también son las más baratas.

Por un lado, el color de nuestras piezas dentales puede verse dañado por diversos alimentos y hábitos: el tabaco y el café son los más extendidos. A este respecto, hay una creencia equivocada al suponer que ciertos alimentos blanquean nuestros dientes. Esto no es realmente así: los lácteos, por ejemplo, son los alimentos más comúnmente relacionados con la tonalidad de la dentición, pero, la realidad es que este tipo de productos ayuda favorablemente a la dentición en cuanto a su fortaleza, pero no en relación a su coloración. Lo mismo ocurre con el extendido mito de las frutas (como las manzanas) y ciertos cítricos (como el limón). Estos productos alimenticios no tienen un efecto blanqueador. De hecho, un excesivo consumo de productos con un alto contenido en ácido puede llegar a provocar un efecto negativo para nuestra dentición, ya que son una causa directa de la hipersensibilidad dental.

Por otro lado, tampoco es cierta la función blanqueante que se asocia a ciertas pastas dentales que son vendidas con ese reclamo en numerosos supermercados. Este tipo de dentífricos otorgan solamente brillo y limpieza, exactamente igual que cualquier otra pasta dentífrica no etiquetada como tal. Incluso, en ciertos casos, son estas propias pastas de dientes las que tienen un alto grado de abrasividad que daña la dentición (un dato que no suele indicarse en sus envases).

En Cooldent insistimos siempre en la importancia de evitar cualquier tipo de blanqueamiento que no sea profesional y no esté supervisado por un experto en este método, ya que el esmalte no se recupera una vez dañado y es probable que todas estas técnicas aleatorias provoquen un daño en el mismo, desencadenando un problema bucodental.

Si quieres una sonrisa deslumbrante, lo mejor es ponerte en manos de un profesional. Acude a nuestra clínica en Algeciras y te explicaremos con todo detalle el blanqueamiento dental personalizado que ofrecemos y que te ayudará a lograr la sonrisa que siempre has deseado.

Search

+

¡PIDE TU CITA ONLINE!
 LA 1ª VISITA ES GRATIS 

*Te confirmaremos la cita enseguida.
SOLICITAR CITA GRATUITA
O llámanos al teléfono 956 63 74 75