5 falsos mitos sobre tu salud bucodental

El desconocimiento sobre salud bucodental en algunas personas genera falsas creencias que se van extendiendo hasta llegar a nuestros oídos por boca de amigos, conocidos o al leer informaciones poco fiables en Internet. Sin embargo, la mayoría de estas creencias no son ciertas y pueden causar el desarrollo de graves problemas en nuestra cavidad oral.

Ante una situación como esta, la clave reside en la prevención y en la información por parte de fuentes expertas. A continuación, examinamos cinco falsos mitos y explicamos por qué no debemos creerlos:

  1. La higiene oral solo afecta a la salud bucodental. Una inadecuada limpieza oral diaria puede provocar el desarrollo de afecciones que repercuten a todo nuestro organismo. Varios estudios han demostrado que las enfermedades periodontales están relacionadas con patologías que afectan a nuestra salud general, como las enfermedades cardiovasculares. Además, recientemente se ha demostrado que la diabetes tipo 2 puede ser controlada gracias a una correcta higiene bucodental.
  2. El chicle sustituye al cepillado. Mascar chicle contribuye a generar más saliva y mejorar el pH de la boca, pero en ningún caso cumple la misma función que la seda dental, el cepillo interdental y el cepillo de dientes.
  3. El cepillado debe ser agresivo. Cepillarse los dientes fuertemente puede desgastar el esmalte dental. Y aunque todos los cepillos cumplen su función de limpieza, está demostrado que los cepillos de cerdas duras pueden provocar heridas en las encías del paciente.
  4. La caries de los dientes de leche no afecta a los definitivos. Esta creencia ha sido la culpable de grandes problemas en la dentición definitiva de los niños. La caries del diente de leche exige un tratamiento dental que ayude a solucionarlo lo antes posible.
  5. El aparato digestivo es siempre el responsable del mal aliento. Es cierto que, en algunas ocasiones, tiene su origen en problemas gastrointestinales; pero normalmente el mal aliento aparece por falta de higiene bucal y acumulación de restos de comida y bacterias.

 

Es fundamental evitar estos falsos mitos, poner en práctica una rutina de higiene bucodental adecuada y visitar al dentista, al menos, dos veces al año. Si el paciente tiene cualquier duda o consulta acerca de la salud de sus dientes y encías, el mejor lugar para resolverlas siempre será la consulta dental.

Search

+

¡PIDE TU CITA ONLINE!
 LA 1ª VISITA ES GRATIS 

*Te confirmaremos la cita enseguida.
SOLICITAR CITA GRATUITA
O llámanos al teléfono 956 63 74 75